contáctanos

    comparte este artículo

    Síguenos en FacebookSíguenos en Twitter
    Síguenos en LinkedinSíguenos en Google+

    Publicado por 17 mayo 2019

    Como el contenido en video puede ayudarte a crecer

    Video_Marketing

    ¿Sabías que en el último mes se ha creado en EEUU más contenido en formato video que el creado por las principales cadenas de televisión en los últimos 30 años? ¿Da vértigo, verdad? Lo cierto es que la importancia del video está creciendo años tras año, no sólo porque cada vez es más apto para todos los presupuestos, sino también y sobre todo, porque el video se está convirtiendo en la forma favorita de consumir contenido por parte de la mayoría de los usuarios de internet. Parece que no nos queda otra... Aprendamos a crear una buena estrategia de contenido en video.

    Atrás quedaron los tiempos en los que los videos eran producidos por los departamentos creativos de las empresas o por empresas externas dedicadas a su edición y no participaban en ello el departamento de marketing, ventas o el servicio de atención al cliente. Los costes económicos eran altos y el éxito del video relativo.

    Gracias al auge y los avances de la tecnología, el video es usado cada vez más como parte de una estrategia empresarial. Cuando se hace bien, una estrategia de marketing en video es efectiva para atraer y deleitar a tu audiencia de una manera más humana y útil. De hecho, más del 50% de los consumidores quieren ver videos de marcas por encima de cualquier otro tipo de contenido.

    No es suficiente con crear y compartir cualquier tipo de contenido en formato video. Necesitas crear videos memorables que atraigan a tu audiencia y que generen confianza. Si te ganas la confianza de tus usuarios, estarán dispuestos a venir a ti cuando estén listos para tomar la decisión de compra. Si vas a crear un video de baja calidad o simplemente mediocre, mejor no lo hagas, crearías una impresión negativa en el 62% de los consumidores.

    Esto es lo que un video atractivo y correctamente optimizado puede hacer por tu negocio:
     

    • Primero, agregar un video a tu sitio web puede elevar la posibilidad de figurar en la página principal de Google en 53 veces. Esto es especialmente útil si incluyes un video en la parte superior de las páginas de tu sitio web. ¿Por qué? Porque si la gente se molesta en ver tu video, reducirás la tasa de rebote. El rebote de tu sitio web es un indicador para Google del valor que encuentran tus visitantes en tu contenido, cuanto menor es la tasa, más valioso el contenido.

    • Segundo: YouTube es el segundo motor de búsqueda más popular, por lo que te interesará compartir tus videos a través de su canal.

    Y por último, una gran cantidad de contenido de video se publica constantemente en línea. Esto hace más importante todavía que te centres en la calidad y en el propósito y no en la cantidad de videos que hagas.


    Comencemos con la etapa de atracción, que consiste en convertir a los extraños en visitantes.

     

    Los consumidores en esta etapa están identificando sus desafíos y decidiendo si deben buscar o no una solución. Ejemplos de videos en la etapa de atracción incluyen:


    • Videos sociales cortos que muestran la personalidad de tu marca;
    • Videos de liderazgo innovador que te establecen como una fuente de noticias y conocimientos del sector;
    • Películas de marca que comparten tus valores y misión;
    • Y videos didácticos que brindan consejos relevantes para resolver los puntos críticos de tu audiencia.


    Para producir cualquier video "atractivo", evita hablar demasiado sobre tu producto. En su lugar, enfócate en los valores de tu marca y personalidad. Recuerda, este video puede ser el primer contacto de alguien con tu marca, así que intenta ofrecer una primera buena impresión, esto hará que el visitante vuelva a buscar más.

    Los videos se comparten en una gran variedad de canales, ten en cuenta las estrategias de cada plataforma, especialmente cuando se trata de medios de comunicación social.

    En la etapa de fidelización intentas establecer relaciones duraderas con tus visitantes proporcionándoles información y soluciones que se alinean con sus desafíos y objetivos.


    Tu intención es ayudarlos a través del viaje del comprador para tomar una decisión de compra bien fundamentada y segura. Los videos de "participación" que están destinados a convertir a los visitantes de tu sitio web en clientes potenciales podrían incluir:


    • Un webinar lleno de consejos prácticos;
    • Demostraciones de productos enviadas por correo electrónico;
    • Videos promocionales de la página de destino;
    • Estudios de casos;
    • Y videos didácticos más profundos.


    Por ejemplo, mientras que un video "atractivo" puede proporcionar unas sugerencias rápida para escribir títulos de publicaciones de blogs, un video de "participación"
    podría ser un desglose más detallado de cómo crear una estrategia de blog a largo plazo.


    En la etapa de cierre debes ayudar a tu visitante a verse a sí mismo utilizando tu servicio o producto con el resultado que él busca.


    Los videos "interactivos" destinados a cerrar tus clientes potenciales podrían incluir:


    • Testimonios de clientes con su experiencia;
    • Demostraciones detalladas de productos;
    • Videos que muestren tu calidad de servicio;
    • O incluso, videos personalizados que explican exactamente cómo tu producto o servicio podrían ayudar al negocio del posible cliente.

     

    Este último es un recurso especialmente útil cuando tus vendedores están trabajando con la persona que no toma las decisiones finales. Este tipo de videos te permite estar en su despacho con ellos cuando finalmente toman la decisión.

    Todavía puedes hacer videos para aprovechar en la etapa posterior a la venta, el deleite, dedicada a que la interacción con tu producto o servicio sea lo más increíble posible.

    Por lo tanto, el objetivo de este tipo de video es animar a tus clientes a abrazar tu marca y convertirse en evangelistas.

    Ejemplos de videos en esta etapa de "deleite" incluyen:

    • Un video de agradecimiento en un correo electrónico de bienvenida a la comunidad;

    • Un video de integración para prepararles para el éxito con su nueva compra;

    • O, y esta es una iniciativa estratégica mucho más potente, construir una biblioteca de capacitación de productos educativos;

    · Videos para atender a los consumidores que prefieren el autoservicio o desean ampliar su experiencia. 

    Esta es una descripción general de cómo implementar con éxito el video en cada etapa de la metodología inbound. Sé creativo y prueba varios tipos de videos para ver cuál funciona mejor y concéntrate en crecer y mejorar, lo que tu público apreciará.

    Consejos para comenzar con el video marketing

    Comenzar a crear contenido de video puede ser una tarea desalentadora, especialmente si nunca ha creado un video antes. Pero recuerda, la primera vez es siempre la más difícil.

    Primero: debes conocer a tu audiencia y el tipo de vídeo que mejor se adapta a ellos.

    Comienza por definir muy claramente a tu buyer persona: Imagina cómo es la persona al otro lado de la cámara. ¿Quién es? ¿Y qué le importa?

    Cuando se trata de promocionar videos en diferentes canales (como su sitio web, redes sociales, correo electrónico, etc.) asegúrate de que su contenido se ajusta al espíritu del canal.

     

    Crea objetivos para cada video.

    Los videos pueden tener objetivos más sutiles, como el reconocimiento de la marca, así como objetivos comerciales claramente definidos y concretos. Esto te ayuda a crear un marco para tus objetivos y a tenerlos organizados.

    Determinar temas para los videos.

    Antes de elegir temas específicos para una serie de videos o un video blog, es mucho más fácil pensar en términos de "colecciones", miniseries que cubren un conjunto de temas relacionados con tu negocio pero que son de interés para tu audiencia específica.

    Sé el dueño de tu proceso de edición de video. 

    Tu equipo de marketing podría ser el responsable del contenido del vídeo. El "proceso de video" se puede dividir en tres categorías principales:

    • Gestión de proyectos: el plan de contenidos y el calendario, así como las diferentes personas involucradas.
    • Creación de video: el rodaje y la edición material.
    • Compartir: compartir y publicar videos, rastrear análisis y comunicarse con los espectadores de los mismos.

    Anímate a crear parte de tu contenido en video y a dar a tus visitantes una experiencia única durante todas las etapas del buyer journey.

    Nueva llamada a la acción



    ANALIZAMOS TU SITIO WEB GRATIS.

    Pulsa aquí para solicitar una consultoría gratuita.

    Contactar

    DEJA TU COMENTARIO