contáctanos

    comparte este artículo

    Síguenos en FacebookSíguenos en Twitter
    Síguenos en LinkedinSíguenos en Google+

    Publicado por 2 noviembre 2018

    Inbound marketing y redes sociales

    redes sociales

    El 70% de los usuarios activos de Internet utilizan algún tipo de red social según el último informe de la consultora Gartner.

    Cada día, millones de usuarios activos siguen a sus marcas y realizan compras basándose en la información que comparten las empresas a través de las redes sociales.

    Las redes sociales pueden ayudarte a atraer visitantes, convertir oportunidades de venta, cerrarlas y deleitar a tus clientes. Pero, ¿Cómo usarlas de forma efectiva?

    Piensa que las redes sociales son como elaborar un documento de investigación. Primero llevas a cabo tu investigación, luego escribes y finalmente recibes los comentarios que te indican como lo hiciste. Las redes sociales son muy semejantes.

    • Primero existe la monitorización de redes sociales, específicamente, del componente de investigación. La monitorización de las redes sociales es una excelente manera en que los profesionales de marketing pueden recopilar información sobre sus buyer personas. No solo puedes monitorizar lo que tus consumidores dicen acerca de ti, sino que puedes enterarte de las tendencias de la industria que te ayudarán a atraer a más visitantes y hacer que tu negocio prospere.
    • La publicación en redes sociales es el siguiente paso para el desarrollo de una estrategia efectiva de inbound en las redes sociales. Esta es la oportunidad de demostrar tu conocimiento recién adquirido distribuyendo el contenido que has desarrollado para tus buyer personas. Esta es una parte importante de tu estrategia en redes sociales, puesto que lo que publicas determinará la manera en que tu audiencia percibirá tu marca.
    • Al igual que recibir una calificación en un ensayo, los informes de redes sociales te permiten entender cómo se clasifican tus esfuerzos en comparación con tus resultados reales. Te preguntarás: ¿cómo desarrollo y ejecuto mi propia estrategia de redes sociales? Bueno, no te preocupes, ¡existen algunas buenas prácticas para cada paso, que te permitirán ponerte en marcha en poco tiempo!


    Las buenas prácticas correspondientes a la monitorización de redes sociales:

    1. Todo buen proyecto se inicia con un objetivo final en mente y no es distinto cuando se trata de una buena estrategia en las redes sociales. Determina tus objetivos SMART inbound. Si estás buscando incrementar el número de visitantes, convertir más oportunidades de venta, cerrar más clientes o incluso hacer felices a tus clientes, establecer objetivos específicos, medibles, alcanzables, relevantes y oportunas es la mejor forma de alcanzar el éxito. Ahora bien, tus objetivos en las redes sociales pueden cambiar al empezar a crear tu propia estrategia, eso está bien. Solo asegúrate de actualizarlos a medida que avanzas en el proceso.
    2. Configura transmisiones en redes sociales que monitoricen los términos correctos. Piensa en una transmisión de redes sociales como si fuera una escuela de peces nadando en la web, simplemente un conjunto de mensajes que se agrupan en una lista según algo que comparten en común. Y puedes decidir qué términos deberían tener en común estos mensajes. 
    3. A continuación, es conveniente que te tomes el tiempo necesario para segmentar tu audiencia. Puedes considerar hacerlo según la ubicación geográfica, etapa en el ciclo de vida o incluso según el contenido con el que tu audiencia ha interactuado. Si tienes actividad en Twitter o apenas estás comenzando, una manera sencilla de segmentar tu audiencia es crear una lista de tus seguidores, a quienes puedes clasificar como oportunidades de venta, clientes o incluso promotores. 
    4. Otro ejemplo de ello sería a través del uso de un grupo en Facebook o LinkedIn. Los grupos de Facebook son fáciles de configurar. Puedes crear un grupo abierto para que cualquiera se una o un grupo que esté sujeto a la aprobación del administrador del grupo. Crear grupos en plataformas sociales también es una excelente opción con la que cuenta tu empresa para iniciar conversaciones relevantes para tu negocio. También puedes elegir el contenido que deseas promocionar y ver cómo aumenta el interés. Ello nos lleva a la última buena práctica para monitorizar las redes sociales, que consiste en tomarse el tiempo para buscar respuestas personalizadas. Suena bastante simple. Si comprendes el punto en el que están tus buyer personas en su recorrido del consumidor, esto debería ser más fácil, ¿cierto? Considera que las respuestas personalizadas no solo sirven para resolver las inquietudes relacionadas con servicio al cliente, también pueden ayudar a deleitarlos. 

    Las buenas prácticas para la publicación en redes sociales:

    1. Existen 3 componentes clave en un perfil optimizado. El primero es el logotipo de tu empresa. Puedes colocarlo como imagen de perfil, encabezado o incluso como fotografía de portada. Se deseas que esta imagen sea reconocible para tu audiencia así que asegúrate de que se vea con claridad, con alta resolución y que las proporciones sean las adecuadas para cada plataforma social. El siguiente componente de un perfil optimizado es una descripción clara y concisa de la empresa. Esta es tu oportunidad de presentarte ante tus futuros clientes, por lo que te conviene ser claro, conciso y creativo. Y no temas utilizar palabras clave en la descripción de tu perfil. Esto hará que sea más fácil para los prospectos encontrarte. El tercer componente es un enlace hacia tu sitio web. Este enlace actúa como una invitación a los miembros de tu audiencia para que conozcan más sobre lo que haces, cómo se sienten tus clientes respecto a tu empresa y dónde pueden comprar tu producto o servicio. 
    2. La siguiente buena práctica hará que publicar en redes sociales sea divertido para ti y para tu audiencia. Y esta es personalizar el contenido que publicas en las distintas plataformas. Comencemos con Twitter. Si tuviera que describir a Twitter, diría que es una herramienta de “micropublicación en blog”, o de publicación de actualizaciones, comentarios o pensamientos cortos en Internet. Y para ello se necesita poseer la esencia de la creatividad, con el fin de evitar convertirse en la música de fondo del ascensor y en lugar de eso, ser la canción de la que todos hablan. Para lograr eso, deberás asegurarte de usar 140 caracteres o menos y enfatizo el «menos». Twitter limita los tweets que incluyen un enlace a solo 117 caracteres, sin incluir las fotografías adjuntas. Así que plantéate el desafío de mantener tus tweets entre 100 y 110 caracteres y utiliza imágenes para comunicar mejor tu mensaje. Siempre incluye un enlace cuando sea adecuado y trata de mantenerlo corto. 
    3. Con 1300 millones de usuarios activos, Facebook es la plataforma de redes sociales más popular del mundo. Esto también significa que publicar contenido en Facebook es muy distinto. Le dices adiós a los 140 caracteres y ¡saludas a 250! Es preferible que tus posts sean de alrededor de 250 caracteres y que te esfuerces en usar 80 palabras o menos. Esto te ayudará a exhibir la personalidad de tu marca e interactuar con una audiencia de mayor amplitud. Al igual que con Twitter, lo ideal es que utilices fotografías, videos y enlaces; pero en Facebook, puedes ir más allá. ¡Conviértelo en algo personal! Comparte selfies de la empresa si lo deseas. 
    4. LinkedIn lleva el término “red social” a un nivel completamente nuevo. Es un sitio estupendo para que los profesionales se conecten y una red magnífica para que tu empresa comparta contenido detallado y sugerente de formato largo. Publica anuncios acerca de tu empresa o comparte un artículo sobre la evolución de la industria a la que perteneces. Solo es necesario que te asegures de hacerlo como un profesional.
    5. La última buena práctica para la publicación en redes sociales es publicar con constancia. Publicar en todas las redes puede ser un reto y requiere mantenerse al día en muchos aspectos, por lo que lo primero que deberás hacer es crear un programa de publicaciones que detalle el contenido que se publicará en las distintas redes en un momento determinado.


    Entonces, ¿cuántas veces al día deberías publicar en cada plataforma de redes sociales? La respuesta sencilla es: «depende». Sin embargo, estos son algunos puntos de referencia para cada canal: Si estás comenzando a utilizar Twitter: 4 a 6 veces al día es una buena frecuencia de publicación. Si deseas sacar ventaja de Facebook, sería mejor que publicaras al menos dos veces al día. LinkedIn y Google+ requieren menos atención, así que hacer posts dos veces a la semana en ambas redes es un excelente comienzo.

    Las buenas prácticas para elaborar informes de redes sociales

    1. Antes de empezar a buscar métricas y elaborar gráficos, deberás establecer algunos valores de referencia. Una métrica de rendimiento que te permita comparar los resultados de tu empresa con los de otros negocios en la industria. Mi sugerencia es que te valgas de los datos históricos de la empresa y dejes que sean los valores de referencia. Si tu compañía es nueva y no posee datos históricos, no te preocupes. No hay momento como el presente, así que usa esos resultados recientes como tu primer segmento de datos de referencia.
    2. Luego de que has determinado algunos valores de referencia, es momento de pasar a la siguiente buena práctica y calcular el retorno de la inversión o ROI. Al medir tu ROI, es importante que realices una evaluación de cómo invertiste tu tiempo además de lo que reflejan los números. Si buscas atraer visitantes, estarás interesado en las métricas relacionadas al consumo de contenido. Estas métricas te ayudan a responder a la pregunta: ¿Cuántas personas vieron este contenido o hicieron clic en él? Si intentas incrementar tus visitas, presta atención a tus métricas de compartición en redes sociales. Estos te ayudarán a entender si tu contenido es interesante y si resuena con tu audiencia. Si luchas por aumentar tu tasa de conversión, podrías estar interesado en saber de qué manera tus esfuerzos en las redes sociales te están ayudando a impulsar la generación de oportunidades de venta. La tasa de conversión te dirá con qué frecuencia las personas se convierten en oportunidades de venta luego de ver tu contenido por primera vez. Ahora, si usas las redes sociales como herramienta de ventas, entonces te interesará hacer el seguimiento de qué tipo de contenido condujo al cierre con un cliente y generó ganancias. Existen algunas herramientas en el mercado que te ayudarán a hacer el seguimiento de estas métricas. 
    3. El último paso para analizar tus resultados en las redes sociales, es revisarlos con frecuencia. Claro, no deberías obsesionarte con todo o revisar cada hora, pero sí deberías asegurarte de hacerlo al menos una vez a la semana. Facilita este paso estableciendo un recordatorio semanal para revisar cómo te va. Te sugiero añadir esto a tu calendario para hacerlo los días jueves o viernes, ya que podrás utilizar los resultados para dar forma a tus tácticas de marketing de la semana siguiente. 

     Estoy segura de que si pones en práctica las buenas practicas que te he expuesto, pronto tendrás una estrategia de redes sociales que aporte beneficios a tu empresa y grandes satisfacciones para ti y para tus clientes.

    Nuevo llamado a la acción

    ANALIZAMOS TU SITIO WEB GRATIS.

    Pulsa aquí para solicitar una consultoría gratuita.

    Contactar

    DEJA TU COMENTARIO