contáctanos

    Síguenos en FacebookSíguenos en Twitter
    Síguenos en LinkedinSíguenos en Google+

    Publicado por 13 julio 2018

    La fase de Estrategia  en GDD

    Landing-CRO3.001-mlz9legje51p0f2dyo2bd42y5wrocuhmjyvccre83k

    Cuando hablamos de GDD nos referimos a un enfoque completamente novedoso para encarar el diseño o rediseño de un sitio web, con el fin de acortar los tiempos de lanzamiento, adaptarnos al  presupuesto disponible y finalmente lanzar un sitio web que sabes (al menos en gran parte) que se corresponde con lo que los posibles usuarios del mismo están buscando.

    Como ya sabrás si eres seguidor de nuestro blog, el GDD se desarrolla en tres fases: (1) Estrategia, (2) Lanzamiento y (3) Mejora continua. Hoy nos centraremos un poco más a fondo en la primera fase.

    Fase de estrategia:

    ¿Por qué desarrollar una estrategia del sitio web es una parte tan importante del GDD?El objetivo de esta etapa es comprender lo mejor posible el mundo de tu audiencia y entender cómo el sitio web puede resolver problemas a lo largo del viaje de usuario.

    Para asegurarte del éxito, debes comenzar por ver el mundo desde los ojos de tu audiencia y desarrollar una comprensión profunda de sus resultados deseados, desafíos y emociones. Por esta razón, la estrategia es la primera etapa en la metodología de diseño impulsado por el crecimiento: para ayudar a planificar una base sólida en la que basar un web.

    Pensemos de otra manera, ¿alguna vez intentarías construir una casa sin un plano? Si lo hicieras, ¿esperarías que la casa final fuera la materialización perfecta de la casa de tus sueños? ¿Dejarías que un médico te opere la primera vez que te ve, sin antes hacer un chequeo?  Tan obvias como son las respuestas a estas preguntas, resulta la necesidad de la estrategia. Sin comenzar con una estrategia centrada en el usuario, es difícil construir algo exitoso.

    Emplear el tiempo y la energía en la etapa de estrategia no solo asegurará que tienes una base sólida para ayudarte a alcanzar tus metas, te ahorrará tiempo más adelante en el proceso debido que tienes clara la posición el la que te encuentras, la dirección a la que te diriges y el mensaje claro que quieres divulgar. Si omites este paso estratégico, es probable que vea resultados menos influyentes para el negocio. Lo que construyes puede verse bien y funcionar relativamente bien, pero es muy posible que no se conecte con tu audiencia y la impulse.

    Partes fundamentales de la fase de estrategia:

    Las partes centrales de la estrategia de un sitio web son siete: Una, establecer las metas del sitio web; dos, establecer un marco de trabajo llamado "Jobs to be done"; Tres, desarrollar tus buyer persona; cuatro, comprender sus suposiciones fundamentales; cinco, establecer el mapa del buyer journey; seis, desarrollar una estrategia específica para el sitio web; y siete, llevar a cabo una tormenta de ideas de la que surgirá una lista de deseos. Pasemos a ver en qué consiste cada una de ellas:

    1. Establecer las metas del sitio web. Los objetivos de cualquier sitio web deben ser objetivos SMART y deberían ir más allá de lo que se pretende con el web. Es decir, tus objetivos recogerán de una forma realista lo que quieres conseguir con tu web en un determinado período de tiempo (normalmente un año) y la forma en la que vas a medir la consecución de los mismos. Deberías contar también con lo que llamamos "objetivos de estiramiento" que son las cifras aspiracionales que podrías llegar a alcanzar si el mundo fuera un lugar perfecto. Y por último, debes tener en cuenta que el web es un activo más de tu negocio o empresa y que como tal debe estar perfectamente en sintonía con los objetivos generales del negocio. Podría trabajar en favor de áreas o departamentos no directamente relacionados con el marketing o las ventas. Por ejemplo, podrías mejorar las relaciones con tus empleados planificando una intranet en la que cualquiera de ellos pueda comunicar de forma instantánea con el departamento de producción o el de recursos humanos para informar sobre cualquier inconveniente que surja durante su jornada.
    2. Establecer los jobs to be done. El objetivo es comprender el resultado "final" que intentan alcanzar tus clientes y la forma en que tu producto o servicio les ayuda a alcanzar un resultado deseado ayudándoles a progresar en sus vidas. Pongamos un ejemplo: Digamos que estás vendiendo un taladro. Cuando alguien compra tu taladro, ¿están comprando el taladro? No, vienen a comprar un agujero. El taladro es simplemente la herramienta que los ayuda a hacer el agujero. Pero Jobs to Be Done va un paso más allá y pregunta: "¿Para qué quieren el agujero en primer lugar? ¿Cuál es el resultado que están tratando de lograr, y creen que hacer un agujero es la mejor forma de lograrlo? Puedes ver cómo esta pregunta profundiza un poco más en las motivaciones subyacentes de tus clientes. Probablemente están intentado hacer más hermosos sus entornos o creando elementos que les hagan la vida más fácil y bonita.
    3. Desarrollar tu buyer persona. El buyer persona es una representación semi-ficticia de tu cliente ideal. En este caso, los usuarios ideales de tu web. En lugar de buscar información demográfica exclusivamente, ponle nombre y cara a tu buyer persona. Imagina sus aficiones y sus gustos y crea con todo ello una historia. Para el equipo será mucho más fácil ponerse en la piel de la persona para la que están trabajando. Pueden hacerse preguntas del tipo "si yo fuera (Pepe) ¿qué pensaría e esta idea?".
    4. Comprender sus suposiciones fundamentales. ¿Cuáles son los supuestos fundamentales? Las suposiciones fundamentales son los elementos que subyacen en el núcleo del negocio y el núcleo del sitio web. Piensa en la analogía de construir una casa: las suposiciones fundamentales, los elementos centrales del negocio, son las vigas de soporte o los cimientos de la casa. Estos elementos básicos serán un hilo común en cada parte del negocio: incluyendo el marketing, el sitio web, el proceso de ventas... Identificar qué vigas de la casa serán las más resistentes, cuáles son más críticas para sostener el resto de la casa es básico para asegurarte de que no estás construyendo un web sobre una base débil.
    5. Establecer el mapa del buyer journey. Su objetivo es desarrollar una visión holística de la vida del buyer persona a lo largo de su viaje para conseguir lo que se ha propuesto. Esto incluye cualquier paso, con o sin tu compañía, que sigue durante todo el viaje.
      Repasemos las diferentes etapas en las que se mueve una persona a medida que avanza en el proceso: en la etapa de reconocimiento la persona intenta recopilar información para entender si tiene un problema y cuál es exactamente ese problema. En la etapa de consideración la persona ha identificado que tienen un problema que necesita resolver. Investiga todas las opciones disponibles para resolver ese particular problema. En la etapa de decisión sopesa sus opciones y determina cómo resolverán su problema según los criterios que hayan recopilado a través de su investigación. La etapa de deleite ocurre después de que esa persona se convierte en cliente, cuando satisfaces a tu cliente aportando valor, ayudándoles a progresar y cumpliendo sus expectativas.
    6. Desarrollar una estrategia específica para el sitio web. Lo primero que debes hacer cuando planeas tu web es realizar una auditoría detallada del sitio web existente. Luego, analizarás la competencia directa entendiendo su posicionamiento, su buyer persona, su contenido clave, su estrategia SEO...Y hacerte preguntas del tipo ¿Qué hacen bien? ¿qué no hacen tan bien? ¿en qué se diferencia mi propuesta de la suya? 
      Con lo que has aprendido en los pasos anteriores ya puedes crear el flujo de usuario, que no es más que la ruta paso a paso que el usuario debe seguir para lograr un objetivo específico teniendo en cuenta el mapa del buyer journey que explicamos en el punto 5. Con el flujo de usuario disponible puedes desarrollar la arquitectura inicial del sitio web, un mapa jerárquico que describa las diversas páginas, secciones y menús y su relación interna. Al hacerlo, debes tener en cuenta el SEO a través de tu estructura de enlaces internos.
      El último paso es tomar las decisiones de imagen y diseño del sitio así como decidir los requerimientos técnicos que necesitamos para desarrollar el mismo.
    7. Llevar a cabo una tormenta de ideas. El último paso en la etapa de estrategia consiste en llevar a cabo una tormenta de ideas para elaborar tu lista de deseos inicial. Estará en constante evolución con todas las ideas creativas dirigidas a resolver desafíos, aportar valor y alcanzar los objetivos comerciales. Cada persona del equipo debería haber anotado, durante las fases anteriores todas las ideas que les hayan ido surgiendo. En este momento, con todos reunidos, se repasan las ideas de cada uno, se anotan las nuevas que puedan surgir y finalmente se establecen las prioridades para su implementación durante la etapa de mejora continua.

      Descubre como crear tus propios Buyer Personas

       

       

       

    ANALIZAMOS TU SITIO WEB GRATIS.

    Pulsa aquí para solicitar una consultoría gratuita.

    Contactar

    DEJA TU COMENTARIO