contáctanos

    Síguenos en FacebookSíguenos en Twitter
    Síguenos en LinkedinSíguenos en Google+

    Publicado por 27 julio 2018

    La fase de mejora continua en GDD

    GDD-Methodology-Vertical-Castellano

    Cuando hablamos de GDD nos referimos a un enfoque completamente novedoso para encarar el diseño o rediseño de un sitio web, con el fin de acortar los tiempos de lanzamiento, adaptarnos al  presupuesto disponible y finalmente lanzar un sitio web que sabes (al menos en gran parte) que se corresponde con lo que los posibles usuarios del mismo están buscando.

     Como ya sabrás si eres seguidor de nuestro blog, el GDD se desarrolla en tres fases: (1) Estrategia, (2) Lanzamiento y (3) Mejora continua. La semana pasada analizamos la fase de lanzamiento y hoy lo haremos con la fase de mejora continua. ¿Preparados?

    • La mejora continua consiste en construir un proceso ágil y repetible para que el equipo recopile continuamente datos reales del usuario, cree elementos de alto impacto y genere más y más impulso a medida que avanza. Se trata de realizar una inversión continua en el sitio web para producir un mayor impacto en el crecimiento empresarial.
    • La mejora continua te ayuda a adoptar un enfoque basado en datos para mejorar el sitio web al tiempo que aprendes acerca del comportamiento de tus usuarios. Con ello, tu equipo descubre nuevas oportunidades de generar valor para los usuarios y desbloquear oportunidades antes que tus competidores.
    • Por último, la mejora continua está diseñada para integrar el proceso de cambio constante en el mercado, las empresas, los productos, los competidores... Este proceso te permite no sólo formar parte del cambio, sino también ser proactivo con él.

    La mejor parte es que esto no es solo teoría. En una encuesta de Hubspot de 2017 entre más de 350 agencias de todo el mundo, se informó que cuando las empresas invierten en la mejora continua usando el Diseño basado en el Crecimiento, reciben un 14% más de visitantes, un 16.9% más de clientes potenciales y la friolera de un aumento del 11,2% en los ingresos de su sitio web seis meses después del lanzamiento. Si tu empresa está centrada en aumentar los beneficios, es hora de cambiar la mentalidad para pensar en el sitio web como un activo para toda la compañía. Comienza a invertir en GDD e impulsa su crecimiento.

    Cómo se ejecuta:

    El ciclo de mejora continua al que nos referimos se ejecuta a lo largo de un trimestre:
    • Por un lado, tenemos la estrategia que aporta el panorama global y el rumbo que el sitio tiene que tomar. Por otro, el propio día a día y los datos que recopilas pueden aconsejarte cambiar el rumbo del barco si fuera necesario.
    • Al comienzo de cada trimestre, habrá una reunión de 90 minutos en la que participarán todos los implicados (el cliente, si eres una agencia y el equipo). Se desarrolla de la siguiente manera: primero se repasa el documento de estrategia elaborado en la primera fase; segundo, se hace una retrospectiva del trimestre anterior viendo lo que se ejecutó, el progreso y las métricas; tercero, el director de la reunión abrirá un debate haciendo preguntas al grupo para discutir la estrategia general, el enfoque y la dirección a tomar. En este momento los miembros del equipo exponen los desafíos, las ideas o lanzamientos que les gustaría afrontar en el próximo trimestre. Algunas de estas ideas pasarán a formar parte de la lista de deseos inicial y serán priorizadas para su progresiva implementación. En cuarto lugar se revisa la hoja de ruta actual conforme al rendimiento a lograr: establecer, optimizar o expandir. Podemos decidir continuar con el objetivo actual o seleccionar uno nuevo. En última instancia será el estratega el que decida qué objetivo fijar para el próximo trimestre.
    • Los ciclos más pequeños en los que se ejecuta esta fase se llaman sprints. Debería haber, al menos uno por mes, pero es aconsejable hacerlos quincenalmente e incluso semanalmente si el ritmo de trabajo lo permite. Cuantos más sprints, más aprendizaje y más resultados. El sprint consta de cuatro pasos que se repiten constantemente: planificar, construir, aprender y transferir.

    Ejecutar un web con GDD no es una tarea sencilla, como habrás podido comprender a lo largo de esta serie de tres artículos en los que he intentado describirte el proceso  de ejecución. Es un trabajo fascinante, un reto a asumir y a afrontar de una manera diferente cada vez, adaptado a la personalidad y circunstancias únicas de cada negocio. El propio sistema saca lo mejor de cada integrante del equipo y resulta muy gratificante comprobar cómo se van alcanzando los resultados previstos (en unas ocasiones más rápidamente que en otras) y como aquel primer impulso inicial se convierte progresivamente en una máquina empresarial capaz de generar negocio por si misma.

    Si quieres que te ayudemos con tu sitio web, pincha en el botón que encontrarás más abajo y hablaremos sobre tu empresa. ¿Te apuntas?

     

     

    Contactar

    DEJA TU COMENTARIO