contáctanos

    Síguenos en FacebookSíguenos en Twitter
    Síguenos en LinkedinSíguenos en Google+

    Publicado por 10 septiembre 2014

    Por qué no debes publicar en las redes sociales sin una estrategia


    ¿Recuerdas cuando todos nos vimos envueltos en la la "moda" por la que todas las empresas tenían que estar en Internet? Pues hoy estamos al final de una segunda "moda": la que dice que toda empresa tiene que estar en las redes sociales. Y en cuantas más mejor.

    ¿Cuál es la importancia que tienen las redes sociales en el marketing de una empresa?

    Cuando se usan bien, las redes sociales sirven como una valiosa herramienta para ayudar a conectar con potenciales clientes, generar conocimiento de marca y derivar tráfico a tu sitio web.

    Pero la clave de ese éxito de una empresa en las redes sociales es una buena planificación. ¿Crees que no tienes tiempo para dedicarte a ello, que te has quedado atrás y que tienes que empezar a publicar lo que sea en twitter, Facebook, etc. cuanto antes? Piénsalo dos veces. Sin un plan bien concebido estarás poniendo en riesgo la reputación de tu empresa.


     

    Para estar seguro de que tu empresa publica en las redes sociales con un propósito, hemos definido sólo tres preguntas que deberías responderte a ti mismo antes de publicar nada en nombre de tu empresa en las redes sociales.

    ¿Qué quieres conseguir?

    Si estás en las redes sociales por la simple razón de que todo la gente a la que conoces también lo está, es muy probable que no vayas a lograr lo que tu empresa necesita.  Las necesidades de tu negocio deben determinar cómo y por qué usar las redes sociales.

    Si lo que buscas es proporcionar un mayor nivel de servicio al cliente, tendrás que asegurarte de que estás monitorizando correctamente las conversaciones que se producen sobre tus productos o servicios, sobre tu marca. Si la gente pregunta o comenta algo, necesitas asegurarte de que tienes la capacidad de proporcionar la respuesta en el tiempo adecuado. Si lo que necesitas es generar tráfico a tu sitio web, tendrás que asegurarte de que publicas el contenido adecuadlo para la solución que tu cliente potencial está buscando. Pero antes de hacer todo esto, necesitas generar seguidores que realmente estén interesados en lo que les vendes.

    Si lo que necesitas es generar fidelización en tus clientes, deberás considerar el beneficio de ofrecer a tus seguidores una oferta especial o que participen en un concurso. Cuanto más "conectado" con tu empresa se sienta tu seguidor en las redes sociales, más fácilmente será lograr que vuelva a comprarte o que recomiende tus productos, tus servicios.

    ¿Cómo se va a ver tu mensaje?

    Cuando se trata de definir la forma en que comunicas tu negocio, no se trata tanto de lo que cuentas, sino de cómo lo cuentas. El "tono" de una empresa sirve como guía para todo el contenido que se produce en su comunicación de marca, y eso incluye lo que se publica en las redes sociales.

    Antes de publicar algo en 140 caracteres que no está bien alineado con los valores de negocio de tu empresa, es importante que te sientes y tengas claro cómo debes hacerlo. Una buena forma de comenzar a definir el tono correcto del mensaje de tu empresa es definir una lista de palabras que defina quién eres y lo que haces. ¿Tu negocio es útil, divertido, innovador, inspirador, o serio? Generar el entendimiento de lo que tu empresa, tu producto -o tú mismo- es y lo que no es te ayudará a conseguir una comunicación fuerte que ayude a tu estrategia de negocio.

    ¿Con qué frecuencia vas a publicar en las redes sociales?

    Aunque nos gustaría que hubiese una respuesta única, mágica y universal para esta pregunta, no la hay.

    La frecuencia con la que debes publicar depende del comportamiento de tus clientes potenciales, de tus seguidores en las redes sociales. Por ejemplo, si tu cliente ideal sólo sigue a 100 personas en Twitter, probablemente que reciba 20 tweets en nombre de tu empresa a lo largo de una semana en su timeline de Twitter le parezca mal. Nuestro consejo es que pruebes, escuches y sigas probando.

    Prueba a publicar durante una semana una cosa cada hora durante las horas de trabajo en LinkedIn, Google+, Twitter y Facebook, y otra semana haz lo mismo pero publicando cada dos horas. Al final de esas dos semanas, comprueba la respuesta generada a lo que hayas publicado. Si sientes que necesitas más datos antes de establecer un calendario de publicaciones en las redes sociales, experimenta diferentes frecuencias durante un período de tiempo.

    Tienes un poco más de información aquí


     

    Cuando sientas que ya tienes claro el nivel de conversación generado por tus publicaciones y la frecuencia de las mismas, estructura un calendario para ello. Tener claro cuánto y cuándo publicar contenido en las redes sociales y, sobre todo, tenerlo planificado con antelación (en la nevera) ayuda a un resultado más eficiente de la presencia de tu empresa en las redes sociales y libera tiempo para dedicar a controlar los resultados e involucrarse en la conversación digital con tus seguidores, tus potenciales nuevos clientes y con aquellos clientes que debes fidelizar.Nuevo llamado a la acción

    ANALIZAMOS TU SITIO WEB GRATIS.

    Pulsa aquí para solicitar una consultoría gratuita.

    Contactar

    DEJA TU COMENTARIO