contáctanos

    Síguenos en FacebookSíguenos en Twitter
    Síguenos en LinkedinSíguenos en Google+

    Publicado por 30 enero 2016

    Por qué el diseño web de siempre ya no sirve

    Las reglas y tendencias de marketing digital evolucionan constantemente. Pero hay una cosa que no ha cambiado desde la aparición de Internet: las empresas serias dedican un montón de esfuerzo al desarrollo de sus sitios web. Sea cual sea la industria en la que operes, no te puedes permitir ignorar los beneficios que aporta para tu empresa el diseño de un sitio web moderno.

    ¿Tienes la sensación de que tu sitio web no genera las conversiones y el beneficio que tu empresa merece? Bueno, probablemente tenga que ver con que sigues utilizando un diseño web visualmente desfasado y estancado en el pasado.

    ¿Por qué el diseño web tradicional ya no es viable?

    La sociedad evoluciona cada vez más rápido y tus clientes reciben cientos de ofertas de marketing cada día. Eso ha hecho que sus percepciones y sus necesidades hayan cambiado. Tu obligación es ofrecer ofertas de interés, atractivas y, dado que hoy la gente busca en Internet casi cada cosa que necesita, estás obligado a que tus ofertas estén en tu sitio web.

    Hoy los clientes filtran muy rápidamente que ofertas les interesan y cuáles no. No tienen ni ganas ni tiempo que perder leyendo e investigando en la Red. Sacan sus conclusiones en cuestión de minutos, así que necesitas darles respuestas rápidas a sus preguntas más urgentes.

    Tu sitio web tienen que comunicarles claramente a tus clientes por qué tus ofertas son las adecuadas y no otras. El web tiene que explicar cómo tus ofertas pueden solucionar sus problemas y facilitarles la vida. Como dije arriba, las necesidades de la gente han cambiado, pero tú no puedes cambiar tus ofertas con tanta rapidez. La única solución es encontrar nuevas maneras de ofrecerles los mismos productos y servicios.

    Por desgracia, el diseño web tradicional ya no sirve para ayudarte con este desafío de tu estrategia de marketing. Porque los webs tradicionales son estáticos. De hecho, son uno de los grandes obstáculos en el marketing digital de hoy día.

    Un web anticuado daña toda la reputación de tu empresa.

    Un sitio web anticuado hace daño de forma inmediata a tu marca y causa graves daños a la credibilidad de tu negocio. Los consumidores investigan a las empresas en la Red, y todos sabemos lo importante que es una primera impresión.

    En realidad lo único que comunica un sitio web anticuado es que estás fuera del negocio. También puede decir que no estás al tanto de las últimas tendencias y que no puedes responder a los nuevos problemas y necesidades de tus clientes. O peor: puede dar a entender que a ti todo eso no te importa.

    Creo que no es tu intención dar esas impresiones negativas a tus clientes. Lo que necesitas es un sitio web que diga que tu empresa está ahí para tus clientes ahora mismo, preparada y deseosa de ayudarles.

    El diseño web tradicional destroza tu SEO y tus beneficios.

    Un sitio web "tradicional", de hecho, se puede interponer en el camino de tu empresa para alcanzar nuevos clientes (lo que significa muchas ventas perdidas) y puede dejarte muy poco margen de maniobra para que el contenido de tu web pueda evolucionar, y esto es algo ante lo que los motores de búsqueda responden negativamente.

    No adoptar cuanto antes un diseño moderno para tu sitio web elimina tu capacidad de crear actualizaciones periódicas con contenidos textuales y visuales. Eso lleva directamente a un posicionamiento pobre en los buscadores y, por tanto, estarás perdiendo un gran número de potenciales nuevos clientes.

    Otra oportunidad que impide un diseño web tradicional es la aprovechar las posibilidades de las redes sociales. Una integración adecuada con las redes sociales es hoy imprescindible para un buen posicionamiento en resultados de búsqueda: tu SEO. Y, además, es la forma más efectiva de hacer que tu empresa y tus clientes interactúen y se comuniquen.

    El diseño web moderno te ayuda además a optimizar tu web para diferentes dispositivos y múltiples tipos de pantallas, lo que mejora la experiencia de tu cliente en tu sitio web, su experiencia con tu marca, incrementa tus posiciones en los rankings de los buscadores y, a la postre, multiplica las conversiones. Desafortunadamente es imposible optimizar completamente un sitio web tradicional.

    Hoy día la gente -como tú mismo- accede a los sitios webs a través de dispositivos móviles. Si no pueden interactuar adecuadamente con tu web desde cualquier dispositivo, estarás perdiendo la capacidad de llegar a un enorme segmento de público en tu mercado. De hecho, la adaptatividad a formatos móviles se ha convertido en algo tan importante que los buscadores castigan en la práctica a los sitios web que no se ven bien en los móviles y tablets.

    Estas son sólo unas pocas razones por las que el diseño web tradicional destroza tu SEO. Los buscadores prefieren detectar que realizas una serie concreta de prácticas de SEO que no puedes realizar con un sitio web tradicional. Si buscas maneras de aparecer antes que tu competencia en los resultados de búsqueda e incrementar tus ventas, es hora de que te apuntes al diseño web moderno.

    ¿Cómo te ayuda el diseño web moderno a incrementar beneficios?

    Si tus clientes no pueden encontrar tu web fácilmente o al verlo sienten que no cubre sus expectativas, no te comprarán y tú no facturarás. Hasta que decidas actuar. Por eso es de vital importancia que te asegures de que el sitio web de tu empresa destaca como es debido para que tus clientes no vayan al de tu competencia.

    La única manera de lograrlo es utilizando un diseño web moderno y efocado al crecimiento de tu negocio. Seguramente ya seas consciente ya de los problemas asociados a un rediseño tradicional de un sitio web: es un problema para el departamento de marketing, para los diseñadores, y para tu jefe también. Hay unas cuantas razones fundamentales para ello, pero destaquemos cuatro:

    1. Como los sitios webs estáticos tradicionales sólo se rediseñan cada varios años, el rediseño es un proyeto enorme para una empresa, e interrumpe el desarrollo de otros proyectos estratégicos.
    2. Consume gran cantidad de recursos y de diñero, y normalmente supera lo planeado y presupuestado.
    3. Lleva meses reconstruir completamente un sitio web y las tendencias pueden cambiar en medio del proceso.
    4. Un rediseño web tradicional no permite testar tus planes e hipótesis iniciales. La forma en que tu nuevo sitio sea percibido y cómo interactúe con tu público puede resultar muy diferente a lo que tú esperabas.

    El diseño web moderno, también conocido como "diseño basado en crecimiento" soluciona esos problemas. Es ágil, dinámico y, lo que es aún más importante, siempre se ajusta a tu presupuesto. Te permite hacer mejoras continuas basadas en los resultados analizados y validados.

    Al contrario que el diseño web tradicional, el diseño web moderno, basado en el crecimiento de tu negocio, está pensado para ser un proceso constante. En lugar de ser un proyecto que comienza y termina, tú sólo necesitas comenzar por lo mínimo para que el sitio web esté vivo y fresco. Luego puedes añadir, modificar y hacer evolucionar el sitio web de tu empresa en base al feedback de tu audiencia, a los datos de tráfico y de comportamiento del público que observas periódicamente.

    El diseño de tu web es parte de tu estrategia de inbound marketing.

    Gracias a esta aproximación sistemática, estarás minimizando riesgos y enfocando tus recursos hacia los resultados de negocio a través del aprendizaje constante sobre las necesidades y los hábitos de tus clientes. El diseño pensado para el crecimiento se integra con  tu estrategia de inbound marketing y con tus objetivos de ventas, dándote valiosísima información para mejorar tus tácticas y estrategias en tiempo real. 

    El diseño del web de tu empresa pensado de esta manera comienza con una estrategia, unos objetivos y con datos reales sobre tu público objetivo. Tan pronto como sepas a quién te diriges y qué quieres lograr, podrás ir más a fondo: podrás averiguar cómo llegan hasta el web de tu empresa los visitantes y qué les hace quedarse y convertirse en clientes potenciales. O qué les hace no volver jamás. Todo ello te ayudará a mejorar su experiencia en vuestro web.

    Una vez logrado eso, puedes hacer una lista de todas las cosas que quieres mejorar y aplicarlas al rediseño del web. Tan pronto como publiques tu nuevo web, comenzarás a recopilar datos para mejorarlo de forma continuada. Estarás comparando como funciona tu web con los objetivos que tienes en mente conseguir.

    Puedes usar el feedback con tus clientes para desarrollar campañas de marketing dirigidas a objetivos muy concretos. Por tanto, podrás dirigir tráfico a las nuevas páginas del sitio web en base a información válida. Lo mejor de todo esto es que puedes distribuir tu presupuesto de marketing y ventas en Internet a través de todo el proceso y usarlo en función de las necesidades.

    Lo 10 errores de SEO que debes evitar en tu rediseño web

    ANALIZAMOS TU SITIO WEB GRATIS.

    Pulsa aquí para solicitar una consultoría gratuita.

    Contactar

    DEJA TU COMENTARIO