contáctanos
    B-in-cabecera.jpg
    • RECIBE TODAS LAS NOVEDADES DE NUESTRO BLOG EN TU CORREO

      SUSCRÍBETE

    publicado el 30 julio 2018 / por F. Casal

    ¿Por qué BNI y el marketing inbound hacen una pareja -casi- perfecta?

    Con la aparición en escena de la filosofía inbound aplicada al marketing digital allá por 2006 (ya ha llovido), y tras la resaca de la debacle provocada por la crisis económica de 2008, parecen haber calado como verdades indiscutibles en el mundo de los negocios dos grandes mentiras.

    La primera es que ya no hace falta vender (es la gente la que nos compra dado que Internet es la leche y nuestro community manager es el mejor): confunden el inbound con la no-acción. La segunda es que basta que los empresarios o profesionales acudan a eventos de networking (llámense afterworks, desayunos "de trabajo", o cualesquiera otras invenciones terminológicas posibles, conocidas o por inventar) para que la sola presencia de un directivo o profesional logre generar buenos negocios.

    Es decir, que basta con tener un buen posicionamiento digital para que los clientes llamen a nuestra puerta deseosos de comprar y no quedarse nunca corto de tarjetas de visita en el bolsillo. El reduccionismo y la simplificación son parte del signo de los tiempos. Pero las dos mentiras anteriores esconden también dos grandes verdades.

    Léelo